Mudarse al extranjero

Entrevista a Vincent sobre su gran mudanza

Hola Vincent, es posible que algunos ya lo sepan, el fin de 2017 viene con cambios muy importantes para tí. Te mudas a República Dominicana, no se trata de un viaje de negocios, sino que te mudas de forma permanente. ¿Puedes contarnos un poco más al respecto?

Sí, me he estado preparando para mi reubicación en Santo Domingo, República Dominicana, desde principios de 2017 y se ha concretado en diciembre de 2017.

República Dominicana es un mercado importante para Ferromac International, pero principalmente, sigue teniendo mucho potencial por explorar.

Personalmente, creo que la presencia local me ayudará a desarrollar aún más las buenas relaciones que mantengo actualmente con los clientes dominicanos, y me permitirá conocer más profundamente su visión para hacer negocios. Santo Domingo funcionará como centro desde donde visitaré los mercados del Caribe y América Central. A modo personal, estoy contento por estar más cerca de mi familia que vive en Aruba, las Antillas Holandesas.

Sin dudas que nuestros clientes se beneficiarán mucho contigo viviendo y trabajando cerca de ellos. ¿Cuál es tu objetivo y el de FerroMac con esta mudanza?

Tener presencia local tiene muchas ventajas, principalmente, poder tener un trato social y directo con los clientes, para así lograr desarrollar una mayor comprensión y respeto mutuo. Además, con la apertura de una oficina local de Ferromac International, los clientes pueden reconocer nuestro compromiso a largo plazo e inversión en el mercado dominicano. Esto concuerda con nuestro principio rector que reza que solo nos interesa establecer relaciones a largo plazo y mutuamente beneficiosas con nuestros socios comerciales. En términos prácticos, la proximidad a los clientes en el Caribe y América Central y la ubicación en el mismo huso horario favorecen considerablemente la comunicación con nuestros clientes.

Personalmente, ¿qué extrañarás más cuando dejes Bélgica?

El equipo de FerroMac es como mi segunda familia, así que de seguro los extrañaré. La comida, los cambios de estaciones, la costa.

¿Crees que esta mudanza a República Dominicana es permanente?

Los dueños de FerroMac, Bart y Nikolas, me han brindado un apoyo inmenso en este aspecto y me han dado toda la libertad para que tome mi propia decisión. Me fijé un plazo de alrededor de 3 años y, cuando se acerque el fin de este período, decidiré si me voy a quedar en República Dominicana o si voy a reubicarme nuevamente en Bélgica o en otro lugar. Uno de nuestros objetivos durante estos 3 años es identificar a un socio local que pueda llevar la antorcha/marca y continuar nuestra presencia local en caso de que me reubique luego del plazo de 3 años.

Debes atesorar muchos recuerdos de la vida de oficina y de tus colegas. ¿Hay algo que quieras decirles?

El equipo se ha vuelto como una segunda familia, con algunos te peleas, de otros no te puedes separar, pero todos forman parte de la familia. A modo personal, diría: ¡no cambien nunca!

De izquierda a derecha: Ignacio, Estefani, Vincent, Meliesa

¿Cuáles son tus perspectivas a futuro en los próximos tres años en República Dominicana?

En una etapa posterior, FerroMac International Santo Domingo se convertirá en el centro desde el que se realizan todas las transacciones de América Latina.

¡Gracias Vincent por esta entrevista y por todos los momentos agradables, divertidos y memorables! Seguramente nos volveremos a ver, pero por ahora: