Hola Ignacio. Recientemente te mudaste a la ciudad de Guatemala para establecer una oficina de Ferromac. ¿Puedes contarnos algo más acerca de tus primeras dos semanas allí? ¿Cómo se desarrolla todo?

Todo va bien, gracias.  Creo que las primeras semanas posteriores a la mudanza a un nuevo país siempre son un poco “agitadas” porque es necesario coordinar muchas cosas: la vivienda, el espacio para la oficina, el transporte.  Pudimos resolver estos asuntos bastante rápido y este país ya me está haciendo sentir como en casa.

¿A qué diferencias entre Bélgica y Guatemala puede ser más difícil acostumbrarse? ¿Qué extrañarás de Bélgica? O dicho de otro modo, ¿qué cosas de allí prefieres?

Desde luego que las diferencias entre Bélgica y Guatemala son muchas.  No obstante, estoy familiarizado con el estilo de vida y la mentalidad latina que me trajeron hasta esta aventura profesional.  Lo que más extrañaré de Bélgica será la familia, los colegas y los amigos, pero en los tiempos que corren, el mundo está conectado y seguramente ésta será una buena excusa para que visiten América Central en un futuro cercano.  Estar cerca de nuestros clientes en América Central y brindarles ayuda siempre que podamos, ese es mi principal anhelo.

¿Volverás a vivir a Bélgica algún día?

Pregunta difícil de responder, ya que Bélgica es el lugar al que (también) llamo hogar.  ¿Me podrías hacer esta pregunta en un par de años?  Mientras tanto, estoy muy contento de estar donde estoy y de lo que logramos en Ferromac.

¡Gracias por esta entrevista, Ignacio, te deseamos mucho éxito por allí!

¡Muchas gracias!